domingo, 20 de diciembre de 2009

A LOS SIN TECHO


A LOS SIN TECHO EN ESTAS FECHAS NAVIDEÑAS

A ti, amigo, a ti, amiga, mi recuerdo hacia vosotros, en estas fiestas para algunos, que para los que su casa es la calle, y su salario es la recoleta diaria de algún céntimo solidario, cada día mas escaso, en la sociedad que estamos, es mas justa con los poderosos banqueros que lo tienen todo, los que no tenéis nada para ellos sois mendigos, los mendigos son los del dinero, que son capaces de bajarse los pantalones para engrosar sus fortunas, aunque tengan que andar con las piernas abiertas durante un tiempo.

Tenia yo sobre 18 años y en un invierno muy frío, hace ahora unos cuarenta años, los bolsillos estaban tan fríos, quisiera decir mas fríos que la noche, sin trabajo, sin dinero ni para coger el autobús para Corme, ni para un café caliente, para calentar los pies me puse a caminar por el puerto de una parte a otra, cuando estaba llegando al puerto pesquero comenzó a llover una agua helada, yo tenia un paraguas que me salvaba de esa agua congelada, decidí salir del puerto desierto.

Cruce la calle, mis manos con el frío ya no se cerraban, solo los pies los tenia un poco calientes de la caminata. Estaba junto al paredón de la tabacalera, y parecía que junto a este paredón hacia mas calor, pare junto a el guardándome de la lluvia con mi paraguas, ya pasaba de la media noche y por la calle no pasaba nadie, solo algún coche, cansado de estar de pie, me fui acurrucando hasta que me quede de rodillas hacia la calle, y así pase un tiempo sin darme cuenta que el frío podía mas que el cuerpo.

Serian las dos de la mañana, y escucho una voz que dice, señor? No ve que esta ya congelado levántese, y comenzó a sacudirme al ver que casi era un niño con mis 18 años, le hice caso, y me levante, el me pregunta quien era, que hacia y otras cosas mas. Yo le digo que hace unos días que estoy en A Coruña buscando trabajo y no encuentro, y no tengo dinero para volver para casa ni para pagar una pensión, me pregunta de donde soy, yo le digo de Corme, el me dice, ¿hombre de Corme? Ven conmigo, yo asustado le digo que no, el, después de decírmelo muchas veces me dice bueno si no quieres venir no vengas pero quiero que salgas de aquí y te pongas a caminar estas congelado, toma dos cientas pesetas y mañana coges el autobús para Corme.

Llegue caminando hasta el campo de futbol de Riazor, con mis dos cientas pesetas que no las dejaba sueltas de la mano en el bolsillo, y así de contento pude decirle al señor que conocía Corme que estaría junto a los suyos, no todos somos iguales, este gran señor, sabia que el dinero no solo es de los banqueros, si no para todos, y así podaríamos tener una sociedad mas justa, también para todos, nadie quiere dormir fuera de un hogar, y menos las noches de los inviernos duros. Esto le esta pasando a miles de ciudadanos, y se puede decir millones en nuestro país, donde otros con nuestro dinero, con nuestro trabajo se enriquecen y tiran la comida diaria, que muchos en estas fechas Navideñas no pueden comer.

Estoy seguro que este señor que me a ayudado, sin conocerme de nada, a seguido ayudando a muchos. Para el y su familia.

FELICES FIESTA NAVIDEÑAS Y AÑO NUEVO 2010.

Y para vosotros, amigos lectores y lectoras de mi blog, igualmente os deseo que paséis unas felices fiestas. TODOS PODEMOS SER UN POCO SOLIDARIOS.

Luis Suárez (Corme-20-12-09)

domingo, 13 de diciembre de 2009

BOAS FESTAS DO NADAL A TODOS E TODAS


La Navidad De Luis

Toma Luis, mañana es Navidad.
un pan dulce y un poco de vino,
ya que no puedes comprar.

Toma Luis, llévalo a tu casa
y podrás junto con tu padre
la Navidad festejar.

Mañana no vengas a trabajar,
que el pueblo estará de fiesta
y no habrá tristezas...

Señora, gracias por lo que me da,
pero yo no puedo esto llevar
porque mi vida no es de Navidad.

Señora, ¿cree que mi pobreza
llegará al final comiendo pan
el día de Navidad?

Mi padre me dará algo mejor,
me dirá que Jesús es como yo,
y entonces así podré seguir...

Viviendo, viviendo,
viviendo, viviendo,
viviendo, viviendo,
viviendo, viviendo

FELICES FIESTAS AMIGOS

miércoles, 9 de diciembre de 2009

C.H.U.V LAUSANNE-SUISSE



SUIZA MI SEGUNDA PATRIA

Volví a las mismas barracas donde estuviera todos los años atrás. El trabajo seria de soldador y ayudante de encofrador en el mismo puente del año anterior. Lo de las barracas ya lo tenía todo controlado.

A los dos meses de la llegada a Lausanne, nos trasladan a trabajar a Geneve para construir el parking subterráneo del lago. A los pocos días de estar en esta obra, cambiamos nuestra vivienda, pasamos de Echandens para avenue d`aire en Geneve. Ya esto cambiaba, solo que las barracas eran mas viejas pero, estábamos mejor para hacer las compras y salir a la calle.
Estaríamos unos seis meses, y volvimos al antiguo trabajo.

Ya en Lausanne, territorio conocido, el trabajo en la construcción era muy duro para uno que aprendiera en estos meses en Geneve, que los pasara con un trabajo más liviano como soldador en las vigas del parking subterráneo junto al puente de Montblanc. Un día me puse un poco contento en la obra, en la despidida de unos amigos Italianos, que cogían las maletas y decían adiós a la emigración en tierras Helvéticas, esto ya sería en los meses de invierno, cuando el frío ya remplazaba a los días soleados del otoño.

Conocía a una señora que trabajaba en el hospital como cocinera, un Domingo estando en Lausanne, fui a casa de ella, y pregunte por el trabajo en el hospital, ella dijo que estaba bastante mal, pero que preguntaría a su jefe. El lunes próximo fui al trabajo como de costumbre, estábamos haciendo un complejo de edificios para viviendas, yo estaba en una central del hormigón. Haciendo masa para la obra, muy aburrido y peligroso cuando teníamos que limpiar las aspas de la central, yo aun no padecía mucho ya que mi corpulencia es pequeña, pero aun más peligroso ya que pasaba entre las palas y un pequeño descuido quedaba entre ellas.

Volví junto de Rosa, y siempre con la misma, pues yo le dije que quería dejar la construcción y que teníamos que hacer algo, yo tenía el permiso de temporero y me sería también difícil cambiar de trabajo, yo ni con esas, un fin de semana marche de las barracas de Echandens para buscar alojamiento en Lausanne, así me sería mas fácil encontrar vivienda, ya que tenía trabajo aunque siendo temporero. Encontré una pequeña habitación junto a la estación del ferrocarril en Lausanne, faltaban ya pocos días para tener que coger el tren para España, me dieron el contracto para firmar, yo firme el contracto de la temporada próxima, todos marcharon para sus casas, solo yo y unos compañeros Andaluces, decidimos de quedarnos buscando trabajo en otros ramos que no fueran la construcción.
En todas las empresas nos pedían el permiso B, el nuestro era el A, de temporada, busque, busque, y no encontraba nada, y comer si que tenía que comer, y en Suiza si estas sin trabajo, el poco dinero ahorrado, llega al fondo.
Mandado por Rosa, fui pedir trabajo a un restaurante, ya que ella conocía al responsable del bar también Gallego, señor Manuel.

Durante toda la mañana, recorría Lausanne en busca de trabajo, a las dos empezaba a trabajar en la cocina limpiando platos y ollas, nosotros decíamos grabar discos, todo a la mano mas de doscientos platos y unas 30 potas de todos grandores y otros utensilios de la cocina, de la comida del medio día, así hasta las seis de la tarde, donde teníamos una hora de descanso, a las siete comenzábamos otra vez hasta las 11 y mas de las veces hasta la una de la madrugada, descansando media hora a las 11, total diez horas de trabajo, para cobrar 300 francos al mes y cenábamos en el restaurante en la media hora del descanso.

Una mañana sobre las 10, tuve una visita de Rosa, donde se marchaba para Berna unos días de vacaciones, ella y su hijo Jesús, que se parecía a una lapa, no la dejaba ni dormir tranquila, y ya era mayorcito con sus 23 años y detrás de la madre todas las horas, que pocos años más tenía yo, ella tenía sobre cuarenta soltera y sin compromiso de Ourense. Estuvimos charlando sobre el trabajo en el restaurante, que trabajábamos muchas horas, ella me decía que estaba hablando con el jefe de la cocina del hospital cantonal que se llevaba muy bien con ella, y siempre le ponía la pega del permiso, yo en ese momento estaba clandestino, ya que el permiso de temporero se terminara el 22 de diciembre, y en el hospital no cogían temporeros, tenía cuatro temporadas trabajadas en Suiza y me faltaba una para poder coger el permiso B, las tenía difíciles para poder encontrar trabajo fuera de la construcción, y con el contracto sin firmar en la empresa Zschokke, ya que marchara sin terminar el contracto.

Vino el tren y Rosa y su hijo se marcharon para Verna. Sin permiso de trabajo y con el contracto de trabajo sin firmar las cosas se ponían feas, y para mas la noticia que tenía de la boda de mi hermana, que se casaba para el 20 de Enero de 1973, me sería imposible viajar a España, yo tenía que encontrar trabajo en Lausanne, y estaba esperando contestación del hospital, le escribí diciendo todo lo que me sucedía y pienso que llego a comprenderlo, mi padre no creía todo esto pero yo no podía hacer mas, quisiera asistir a la boda de mi hermana, pero decidí continuar buscando trabajo.
Las Navidades llegaron, paso el primero de Enero de 1973, mis ansias de entrar a trabajar en el hospital cada día entraban con mas ansias, fuimos junto al jefe de personal, y siempre con las mismas, para temporeros no tenían trabajo, nos fuimos, pero si deje mi dirección en la oficina del jefe del personal de las cocinas.

Una tarde al llegar a casa, en un día de descanso en el restaurante donde trabajaba una horas, mi alegría sería aquella carta en mi buzón, con el membrete del Hospital Cantonal Universitario Vaduas, C.H.U.V, en su interior me decían que el veinte de Enero a las 9 de la mañana me presentara en las oficinas del personal. Que casualidades, el mismo día que se casaba mi hermana.

Corme 9 de Diciembre 2009


Luis Suarez

domingo, 29 de noviembre de 2009

VICTOR JARA, ESTAS CON NOSOTROS


SOMOS AMERICA LATINA,
SOCIALISMO O HAMBRE,
VENCEREMOS A LOS ASESINOS DEL PUEBLO,
SUS ARMAS CALLARAN, Y DEJARAN DE ESCUPIR TRAICION CONTRA LAS MASAS DEL PUEBLO HUMILDE, Y SE RETROCERAN CONTRA ELLOS, PARA LIBERAR ESTE PUEBLO.

Todos recordamos el Chile de Allende, asesinado por los gorilas del General Pinochet, un 11 de Septiembre de 1973, 36 años de luchas en Chile para recuperar lo que el compañero Allende había comenzado a construir el socialismo, la única sociedad política que puede sacarnos de estas crisis del capitalismo mundial, la crisis que solo podemos decir, nosotros no tenemos culpa que los banqueros del capital estén en crisis, los obreros sufrimos crisis desde que hemos nacido en esta sociedad, por eso que si ellos abrieron esto, que sean ellos quien la cierren, un grifo de agua cesara de echar agua si la entrada de manantial se cierra, y tanto en America Latina como en el planeta tierra y si continua esa entrada de manantial cerrada, seguiremos padeciendo esta crisis, en algunas partes de America Bolivariana gobernada con gobiernos de luchadores, contra los corruptos gobernantes de golpes de estados, cuando oigo hablar de Democracia a Micheletti en estas elecciones pasadas en Honduras, un golpista que quiera cerrar la boca a millones de votantes del verdadero presidente Zelaya, un presidente elegido en las urnas democráticamente por el pueblo de Honduras onde a sido separado de su país al asilo, en la embajada del Brasil, mientras Zelaya este controlado por los militares Hondureños, la democracia en este país estará censurada, hablan de elecciones libres, como son libres si mas de la mitad de naciones del mundo están en contra de estas elecciones antidemocráticas, sin el presidente constitucional legitimo de este país.

La, America Latina de Evo, Chávez, Lula, Ortega y otros, son los únicos que pueden hacer que las mafias y corruptos desaparezcan, y le darán libertad a los pueblos, y cortaran los pasos a terroristas golpistas de las derechas dándoles voz al pueblo como la tenia Víctor Jara con Allende, y el asesino de Pinochet le segó la vida, solo con el delito de sus canciones, en las letras que los apestantes golpistas fusilaron con tan solo 44 balazos en su cuerpo.
El cantautor chileno Víctor Jara murió por múltiples impactos de proyectiles en el cráneo, tórax, abdomen, piernas y brazos, de acuerdo con un informe pericial definitivo hecho en Austria y cuyo contenido trascendió hoy.
Según fuentes judiciales, el informe fue entregado en las últimas horas por el Servicio Médico Legal (SML) al juez Juan Fuentes Belmar, quién lleva la causa por el asesinato del autor de “Te recuerdo Amanda” durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).
El cantautor y director de teatro fue asesinado días después del golpe de Estado que el 11 de septiembre de 1973 terminó con el mandato del presidente Salvador Allende (1970-1973).
Según confirmaron a Efe fuentes vinculadas al caso, las pericias se hicieron en un laboratorio de Austria y se emplearon muestras de ADN de Jara y de sus familiares.
También se logró establecer que Víctor Jara sufrió torturas y golpes, que le produjeron lesiones, especialmente en el rostro y en el tronco.
A fines de mayo pasado dos personas fueron detenidas en Chile por su presunta vinculación con la muerte del cantautor.
Hasta ahora había un único inculpado como autor del homicidio, el coronel del ejército jubilado Mario Manríquez Bravo, quien fue jefe del campo de prisioneros en el que fue transformado el Estadio Chile, hoy llamado Víctor Jara.
El también autor de “El derecho de vivir en paz” y de “Plegaria del labrador” murió el 15 de septiembre de 1973 y, según determinó la investigación judicial, fue brutalmente golpeado y torturado, sus manos sufrieron golpes de culatas de fusiles y después fue tiroteado.
Recibió 44 disparos en todo el cuerpo.
“El asesinato de Víctor es un símbolo mundial de las violaciones a los derechos humanos, esclarecer lo que pasó sería un triunfo, una demostración de que no puede haber impunidad para los crímenes contra la humanidad”, declaró el pasado junio su viuda, Joan Jara, en una entrevista con Efe.
Corme a 29 de Noviembre 2009 (Luis Suárez)

viernes, 27 de noviembre de 2009

DESPOIS DE MORTO


NOITES DE MEDO

Os mortos en algúns cemiterios xogan o tute, levántanse a media noite e recorren as aldeas arranxando o que non puideron facer de vivos. Isto ocorreu nunha parroquia da costa da morte, o defunto na súa vida pois gustaba andar as escondidas, un xogo moi tradicional nestas terras, seguiu nos xogos mesmo despois de facerse home feito e dereito, xa estaba casado e mesmo con fillos, isto non e coña, gustaba de xogar as escondidas pola corredoiras, e mellor cando se xuntaban as mellores rapazas da aldea. Un dia, non xogo de estes que a el lle gustaba, encontrouse con unha moza nun lugar sen lúa, que eles mesmo a fixeron brillar naqueles ollos abertos ollando o ceo. Pasou o tempo, e o remate de nove meses naceu o protagonista de este conto, ¿que de conto non ten nada? O rapas foise facendo grande, dicían que a súa cara e a mesma de este home dos xogos noturnos, que o paso do tempo non tiña cara a negalo, en que podía ser fillo de el, pero non sabia como, xogar, xogara, pero igual lle fallara o tino no asunto, ¿o que hai que facer, aínda despois de morto? A culpa a ten o diñeiro e propiedades que un deixa, e se non o deixas ben feito, a pelexa entre eles e diaria, mira que eu lle tiña dito, isto para ti, isto para eles e nada. Agora encóntrome entre dos bandos, os fillos da miña muller, e o fillo, feito aquela noite de lúa chea, xogando as escondidas con......¿ai non digo o nome, nin de ela nin do meu fillo, por que e meu fillo, digan o que digan?, aínda despois de morto non podo estar tranquilo, a casa e do meu fillo, se me deixaras onde estaba, agora teño que estar fora cheo de frío, quero estar no meu nicho que fun eu quen o pagou, eu sei quen me sacou, non quero pasar polas mans de ninguén, e se queren saber algo mais do que eles buscan, teñen onde facelo, maldito sexa o mundo que deixei, dos que se acordan de un cando hai diñeiro por medio, ¿para que nacín? Deixádeme tranquilo neste mundo que estou, quero estar na miña tumba e non nun lugar foráneo que eu descoñezo, eu non son capaz de encontrar descanso mentres non arranxedes todo sen terme a min por medio, quero estar cos meus, que non necesitan nada, so saímos a xogar.... a baralla.

Luís Suárez (Corme- 27 de Novembro 2009)

martes, 24 de noviembre de 2009

REAL MADRID DEPORTIVO DA CORUÑA


30 de octubre de 1955. El primer triunfo deportivista en el Bernabéu, con Rodrigo García Vizoso en el banquillo y ocho gallegos en su once, entre ellos Arsenio Iglesias, que dio el pase del primer gol. Los dos tantos fueron obra de Pahíño
Solo cuatro veces ha ganado el Deportivo en el Bernabéu. Curiosamente, tres de esas victorias se produjeron en campañas discretas.
El 30 de octubre de 1955, el Deportivo entrenado por Rodrigo García Vizoso, con ocho gallegos en su once, se enfrenta al Madrid de Marquitos, Muñoz, Molowny, Di Stéfano, Gento y Rial. Los merengues arrancan en plan acoso y derribo, «pero Otero lo paró todo», apunta Arsenio Iglesias, «y las que no paró tropezaban en alguien o se iban fuera por nada». Es el de Arteixo el que en el minuto 45 dribla a Navarro y centra para que Pahíño marque de cabeza. «Le pegó muy bien, sí, muy bien», rememora Arsenio. A veinte minutos para el final se lesiona Irusquieta. No hay cambios, así que el Dépor se queda con uno menos. A diez minutos de la conclusión iguala Rial, pero Pahíño anota cinco después. Gana 1-2 el Dépor. «¿Mucha fiesta? Qué iba a haber. Entonces esto del fútbol no estaba tan explotado como ahora», afirma el zorro de Arteixo.
Fue la venganza de Pahíño, que llegó a Madrid con ganas porque el equipo blanco había decidido dejar de contar con sus servicios un par de temporadas antes. Esa misma temporada el conjunto merengue alzó su primera Copa de Europa. El Dépor acabó duodécimo en una Liga de 16.
En agosto de 1995, el Dépor vive la dulce resaca de junio, cuando ganó su primer título, precisamente en el Bernabeu, aunque contra el Valencia. Toshack se estrena en el banquillo y el equipo empieza en quinta. Durante ese agosto vence al Madrid tres veces consecutivas, primero en el Teresa Herrera y después en la Supercopa, en la ida (3-0) y, el día 27, en la vuelta (1-2). La victoria la empaña el técnico galés con sus declaraciones: «Dijo que le daba vergüenza ganar así, porque habíamos jugado fatal. A los jugadores no nos sentó mal, porque ya sabíamos como era el galés, pero a los aficionados sí les pareció fatal. Algunos de los que viajaron se lo dijeron a Toshack en el aeropuerto», recuerda Manjarín, autor de un tanto. Aquella temporada el equipo acabó noveno.
Hasta el 6 de marzo del 2002, el Dépor no vuelve a ganar en el Bernabéu. El Real Madrid sopla cien años ese día. Los tantos de Sergio y Tristán en la primer mitad son suficientes, aunque después marca Raúl el 1-2 definitivo. Fran, que inició la jugada del primer gol y levantó la Copa del Rey, recuerda el papel motivador de Djalminha. «Se encontró a Flavio en el campo antes del partido y le dijo que no podían quedar después porque tenían fiesta». Djalma comunicó que los blancos ya tenían el festejo preparado, lo que extramotivó a los blanquiazules, que salieron con sangre en el ojo. El Madrid de Roberto Carlos, Figo y Zidane acaba escuchando a 25.000 coruñeses cantar el cumpleaños feliz. «Los rompimos con nuestro fútbol de toque», presume Fran, que recuerda como en la cena posterior, celebrada en el restaurante que el Madrid tenía reservado para su festejo, Pandiani acabó cantando «ay ay ay / qué risa me da / hicieron la fiesta / sin permiso de papá». Esa campaña el Dépor acaba segundo en Liga... y arrollando (3-0) al Madrid en la última jornada.
La Voz de Galicia
Corme 24 de Novembro 2009

viernes, 20 de noviembre de 2009

PESQUERO MARI SOLI



QUISE DECIR ADIOS A SUIZA

El Mari Solí, seria el primero barco que sacaría a este marinero de puerto después de estar cinco años sin navegar. Los primeros días de navegación hacia los caladeros, para mí fueron salvajes ya que teníamos muy mal tiempo, y mi trabajo era en las maquinas de segundo mecánico. En mis guardias en la maquina colgaba un cubo en las barandillas para poder echar lo poco que tenía en él estómago, pase dos días muy malos, al llegar a los caladeros ya estaba un poco mejor, pasaban los días unos mejor, otros peor de olas de hasta quince o más metros de altura, nosotros parecíamos una cáscara de nuez en medio del atlántico. De únicos compañeros teníamos las gaviotas surcando los mares y cielo. Cada quince o veinte días veníamos A Coruña y echábamos dos días en tierra, que casi no cogíamos el modo de caminar, acostumbrados a los balanceos del barco.
Mi trabajo consistía, en el engrase de las maquinas, maniobras de abante y parada de las maquinas en el arrastre cuando aferraba la red en los fondos del mar, reponer bombillas en los palos para ser vistos por los otros, tanto del arrastre como de las de alcance o tope. Los de la maquina teníamos que hacer los pequeños arreglos de los motores tanto principal como auxiliares y bombas de achique. Las guardias las teníamos a seis horas cuando solo éramos dos, donde normalmente teníamos que ser tres, primero mecánico, segundo y engrasador. Las maniobras se hacían todas en la maquina, a la cubierta solo subíamos cuando teníamos alguna avería en las maquinillas y para su engrase. Y hablando de engrase, cuando estaba engrasando una mañana la compuerta auxiliar que estaba colgada en la amura de estribor y teníamos que engrasarla cada un tiempo, estando haciendo esto, un golpe de mar me dejo sin agarre de la mano que tenía libre ya que en la otra tenía la aceitera, tuve segundos para reaccionar, solté esta y volví a coger el cabo, si esto no pasara, hoy no estaría contándolo. Teníamos días de todo, también tuvimos días de verano en el invierno, donde en tiempos de descanso pasábamos horas tomando el sol en la popa del barco pescando o leyendo, y escuchando música, de estos días serían pocos. En los meses de invierno, se cuentan los días que se puede tomar el sol en Gran Sol. Un día estando en la popa del barco, aviste a un marinero que estaba pescando, y mi sorpresa sería cuando pasando junto a el vi que lo que estaba pescando eran gaviotas, donde después cuando las tenía abordo las mataba a patadas, eso me pareció una salvajada, después de discutir con el que me parecía mal aquello que estaba haciendo, y si era un poco humano dejase de hacer aquella salvajada, él me obedeció y dejo hacerlo, diciéndome que dejaba de pescar por mis palabras, donde a las gaviotas les tenia rabia, por que lo ensuciaban todo, en eso tenía razón, lo dejaban todo blanco, a las veces estaban cientos sobre nuestras cabezas.

Y así pasé el mes de Enero, Febrero y a mediados de Marzo, cuando llegue de hacer la marea, mi madre, me puso un papel en la mano, este papel era el contracto de trabajo de Suiza, donde yo lo tenía ya olvidado ya que no firmara este contracto a mi salida para España. Yo no quería volver a trabajar en el extranjero, pero mi madre me decía que por mal que me fuera el trabajo en tierra, siempre sería mejor que en gran sol, además también me decía que ella no dormía nada pensando en mi cuando hacia mal tiempo. El veinte de marzo en gran sol, fui hablar con el patrón de costa de mi decisión de volver a marchar para Suiza, el no quedo muy contento donde nos llevábamos bastante bien y mismo con el jefe de maquinas, puedo decir que el jefe de maquinas, nunca a tenido que pronunciar dos veces el trabajo que tenía que hacer, al contrario, muchas de ellas que no pertenecían a mi trabajo, las hacia sin mirar a que este trabajo le pertenecía a otros.
El veinticuatro de Marzo de 1. 972 desembarcaba en Coruña, y pocos días después volvía a coger las maletas camino de Lausana.

miércoles, 11 de noviembre de 2009

DEFENDER OS NOSOS DEREITOS


Defender os nosos dereitos


O PSdeG implantou no anterior goberno en Galicia un programa de gratuidade dos libros de texto nos centros sostidos con fondos públicos, en todos os cursos da ensinanza obrigatoria, para todos e todas, e por tanto un novo dereito cidadán no sistema educativo galego de carácter universal. Cando nos tocou desempeñar labores de goberno, sempre establecemos medidas que tenderan a potenciar, impulsar e crear novos dereitos para toda a cidadanía. dereitos universais aos que todos e todas tiveramos libre acceso. sanidade, educación, sistema de pensións e a recente lei de dependencia, estes, son os catro piares do chamado estado do benestar. constitúen para os socialistas.
Todos eles, son dereitos universais irrenunciables sobre os que non debemos tolerar ningún paso atrás, por iso, os socialistas loitamos tamén polo dereito universal a un sistema educativo de calidade, público e gratuito, hoxe en día, por exemplo, ninguén discute que todos e todas, polo único feito da nosa condición de cidadáns e cidadás deste país, debemos ter dereito a un sistema sanitario público de calidade en condicións de igualdade, onde non deben existir diferencias de ningún tipo, de feito, fumos os socialistas os que implantamos neste país un modelo público, gratuito e universal da sanidade, deixando atrás o vello modelo da dereita baseado na beneficencia e na discriminación.
Xa que logo, o PSdeG tamén defende na educación un modelo público, de calidade, gratuito e universal para todos e todas, sen discriminacións, sen axudas, sen beneficencias, e si como dereito universal. Porque todas as actuacións políticas baseadas nos recortes de dereitos son políticas que o que pretenden é desmantelar o estado do benestar. un estado do benestar que tanto traballo e esforzo nos costou aos progresistas implantar neste país. no estado do benestar, os dereitos son da cidadanía, non dos gobernos. por eso, cando conseguimos consolidar un novo dereito, non debemos permitir que ninguén o veña a suprimir. non podemos consentir que dende a demagoxia, dende a tergiversación e a manipulación o Partido Popular recorte dereitos consolidados.
9
O modelo de gratuidade implantado polos socialistas e baseado no sistema de préstamo, é un modelo consolidado en numerosas Comunidades Autónomas e avalado pedagoxicamente polos profesionais docentes e pola maioría das nais e pais de alumnos-as e das súas organizacións, resaltándose as bondades deste sistema polos valores que inculca ao alumnado de solidariedade, respecto, aprecio polo material colectivo, ecolóxicos, etc., ademais do propio valor que representa o acceso de todos e todas gratuitamente ao libro de texto. durante o anterior goberno, Galicia foi a comunidade autónoma coa “volta máis barata ao cole”, segundo reflicten estudios das organizacións de consumidores.
10
O Partido Popular pretende implantar un modelo de gratuidade para os libros de texto parcial, inxusto e insolidario, deixando fora da gratuidade -e, por se fora pouco, en época de crise-, en virtude dos baremos anunciados, a moitas familias con poucos recursos económicos. ademais, aínda por riba, é un modelo menos eficaz e menos eficiente tanto en termos pedagóxicos, como económicos, como sociais. pero, é teñámolo moi claro todos e todas, o máis importante, é que o Partido Popular suprime o dereito que tiñamos acadado todos os galegos e galegas a un sistema educativo público, universal e gratuíto que combina calidade con equidade.
- De máis de 167.000 familias, máis de 123.000 (75%) quedarán sen o dereito á gratuidade.
- Delas, miles de familias que nin siquera acadan a condición de mileuristas.
- Un novo tributo que irá a parar ás arcas da ensinanza privada/concertada
- Galicia pasará de ser a comunidade autónoma coa “volta ao cole” máis barata de España a ser, xunto con Madrid, a máis cara de España.

Núñez Feijóo minte e traizoa á cidadanía galega:
- Porque suprime un dereito consolidado.
- Porque incumple o seu programa electoral, que falaba de cambiar o modelo de gratuidade, non de suprimirllo ao 75% da poboación..
- Porque anunciou que as supostas políticas de austeridade, nunca afectarían ás políticas sociais e, polo tanto, as educativas.suponse polos feitos que, quería decir que nunca afectarían ás partidas adicadas ao sistema educativo privado e concertado. Ainda que plantea
- Reducción de plantillas de profesores en todas as etapas educativas
- Formación de profesorado: 25% de reducción de asesores de formación nos centros de formación e recursos. supresión total da partida para os movementos de renovación pedagóxica.
- Política lingüística: ¡que dicir que non saibades!
- Privada concertada: curiosamente é para o único sector onde manifestaron que si tiñan cartos para a ampliación dos concertos, e o que é, especialmente triste, para a reposición dos concertos aos centros que segregan ao seu alumnado en función do sexo.
- Atención á diversidade: froito especialmente da drástica reducción de profesorado, vai quedar moi afectado todo o que teña que ver directa ou indirectamente coa atención á diversidade. redución de profesionais de pedagoxía terapéutica, de orientación, de audición e linguaxe. imposibilidade de establecer grupos reducidos ou desdobramento das aulas en materias de especial dificultade,...
- Drástica redución en investimentos nos centros públicos.
Todas estas medidas entendese como o intento de desmantelar e desprestixiar o sistema educativo público.

Sobre os supostos prácticos das axudas
Vexamos un exemplo que eles non din:
-Unha familia composta por pai, nai e un fillo/a (é dicir, 3 membros), terá dereito a 180 euros por ese fillo/a se os seus ingresos non superan os 16.200 euros
(5.400x3=16.200). se están entre 16.200 e 27.000 euros, recibirán 104 euros por ese fillo/a (9.000x3=27.000).
Pero... por que non nos dan a tradución desas cifras ás nóminas mensuais? porque non poñen o caso, bastante frecuente hoxe en día, dunha familia cun único fillo/a?
Cecáis porque iso descubriría verdades como estas:
Que unha parella de traballadores que teñan un fillo/a, se gañan cada un deles máis de 578 euros brutos mensuais, non teñen acceso a axuda de gratuidade dos 180 euros.
Que esa mesma parella, se gañan 964 euros brutos mensuais, non teñen acceso a ningún tipo de axuda.
Que unha parella de traballadores que teñan dous fillos/as se gañan cada un deles máis de 771 euros brutos menguáis, non teñen acceso a axuda de gratuidade dos 180 euros.
É dicir, para Núñez Feijóo, a frase do seu folleto propagandístico, “concentraro seu esforzo económico nos que máis o necesitan: familias con rendas baixas e medias...”, tradúcese na realidade en deixar fóra do programa de gratuidade a milleiros de parellas que, desgrazadamente, en plena crise económica, distan moito de poder chamarse mileuristas

lunes, 9 de noviembre de 2009

LA SEGUNDA MADRE TERESA

La Madre Teresa de Forcades.
Sor Teresa Forcades
Los medios le abren las puertas de par en par, una monja benedictina habla contra la vacuna de AH1N1, sobre la teología de la liberación, sobre los derechos de la mujer.
El machismo universal sale en su contra, a lapidarla por su atrevimiento, a descalificarla tan sólo por que es una mujer y además una mujer de dios que para nada tiene que estar abriendo la bocota a decir lo que está diciendo.
El vaticano casi la excomulga, le ha pedido que se disculpe públicamente por sus palabras. Ella, hermosa, joven, muy inteligente y comedida en su forma de expresarse, apenas comienza su debut sobre la tierra de los hombres, su foto y sus comentarios ya le dieron la primera vuelta al mundo es una mujer de temple y estará cada vez que lo considere necesario delante a las pantallas, el mundo, los pobres de este mundo, acaban de verle el rostro a su nueva heroína. Ella tiene la calma y la preparación para forzar hasta a la misma iglesia a los cambios del siglo XXI.
Denuncia a las grandes transnacionales de los fármacos, a la supuesta vacuna contra la gripe porcina y alerta sobre el tráfico del miedo como negocio para rentar con nuestra salud. Por supuesto que debe ser callada, los grandes imperios de los medicamentos han tolerado suficiente para que aparezca una monja, como Teresa Forcades a alborotar más el avispero.
Finalmente, Teresa Forcades pide a la ciudadanía que no se vacune. Esto, para los científicos, es el punto “mas grave”, ya que argumentan que la vacunación de la Gripe A es necesaria (que no obligatoria) en los grupos de riesgo, siendo estos los mas proclives a sufrir complicaciones. Las vacunas, como todo medicamento, tiene sus riesgos, pero estos son inferiores a las posibles complicaciones de la gripe No solo por las posibles muertes, sino también por los ingresos hospitalarios. El hecho de vacunar a los grupos de riesgo y trabajadores sanitarios sale mas rentable, tanto sanitaria como económicamente, que no hacerlo (puesto que al vacunar, se evitan ingresos, siendo estos mucho mas costosos que administrar vacunas).
Lo que no gusta de Teresa Forcades es que sea Teresa Forcades, una activista feminista, teóloga de la liberación, aunque ya ella misma dice que la teología “per se” es liberadora, defensora del aborto, de la participación de la mujer. A los machistas gamberros esto les desagrada y saben que esta hermosa monja benedictina de Cataluña dará mucha que hablar y sacará mucha roncha, en hora buena! Digo yo, bienvenida al ruedo monja de blue jeans, con el talante hermoso y altivo de la mujer vencedora, luchadora, comprometida.
Mientras más piedras os lancen en este intento de lapidarte, más crecerás.
Quizá pronta está la hora en que el vaticano cesen de nombrar a un “papa”, y pronto la igualdad y la equidad, en las luchas de esta humanidad puedan brindarte la oportunidad de ser el “papa” mujer, se debería decir: la primera “mama” de la iglesia cristiana.
Falta mucha tela que cortar con esta chica, bienvenida al mundo de quienes pelean por hacer de este planeta un lugar de vida posible y de restituir los valores.
El vídeo más visto de Teresa Forcades por internet es el de la gripe A, pero si tienen la oportunidad no dejen de ir al servicio A la Carta, de TV-3, para encontrar la larga entrevista que le hacía Jaume Barberà el pasado 29 de agosto. No creo que queden indiferentes ante la claridad expositiva de la doctora. Y es que Teresa Forcades tiene algo que nos tranquiliza a los que intentamos encontrar un sentido al caos mediático de los extremos y los blancos o negros: tiene la capacidad de aportar una visión matizada sobre algunos temas que se prestan poco a ello. Yo diría que, escuchándola, parece que frenamos un poco esa sensación de paranoia colectiva.
Así como la amada y venerada Madre Teresa de Calcuta, asi estas llegando a nosotros, con tanta carga de amor y de entrega que puedo presagiar que a fuerza de vivir llegarás a ser bendita.
KAOSENLARED.NET
Corme-9 de Noviembre del 2009-11-09
Luís Suárez

viernes, 30 de octubre de 2009

PEPA LOBA


PEPA A LOBA

Xa pasaron moitos anos de esta historia, isto foi aló a mediados do século XIX, cando na parroquia de Couso naceu esta muller, nunha familia moi pobre onde non tiñan nada, nin cama, nin comida, a súa nai que era coñecida como a Falucha, onde quería moito a rapaza, e o pouco que tiñan o repartía entre as dúas.
Pepa, non tiña pai coñecido, aínda que todos dicían que era filla de un irmán do tendeiro da Aldea. Un día cando estaba a coidar das ovellas e cabras da súa tia Dorinda, apareceu un lobo e empezou a darlle paus o lobo, é entre ela é o seu can deixaron o lobo morto, Pepiña ficou ferida, e o seu can, axudou a rapariga achegarse a súa casa xunto o rabaño de ovellas e cabras, e así dende este día quedoulle o sobre nome de Pepa a Loba.

A infancia de Pepa foi moi ruín, e mesmo na súa xuventude, xa que cando tería uns 18 anos a súa nai Falucha foi violada por un descoñecido e fica embarazada, Pepa estaba no sitio, cando este estaba violando a súa nai. Os nove meses a nai pariu, onde morreron os dous, tanto Falucha como o seu fillo.

O ficar sola, Pepa quedou na casa da súa tía, onde a fai mendigar e traballar como unha excraba, onde a entregou a tendeiro da aldea para que a fixera muller da súa casa, e así ter cousas a cambio. Co paso do tempo o comerciante cóllelle cariño a Pepa e cóllea en adopción como filla, para que no día de mañan sexa unha muller valida, fai que un estudante lle enseñe para a súa formación.

Pepa encontrábase soia, e pediulle o estudante ser noiva se el a quería, namóranse un do outro, o tendeiro fai testamento a favor de Pepa, o pouco tempo o tendeiro aparece morto con un coitelo cravado no peito, o seu noivo saíu ceibe, pero ela foi encarcerada, onde no xuízo lle saíu cadea perpetua.

O pobo sospeitaba, sen embargo que o asasinato o fixera o irmán do tendeiro, onde tamén se sospeitaba de que era o pai de Pepa, este erro da xustiza fai que Pepa teña que estar moito tempo na cadea de Pontevedra convertendo esta muller nunha persoa moito chea de rabia e con desexos de vinganza.

Na cadea pide auxilio espiritual o cura da cadea, e cando están sos golpea o cura e escapa vestida coa súa sotana.

A FUXIDA DE PEPA LOBA

Na saída disfrazase de home é sae de Pontevedra, tiña que vingarse de Albeite, o irmán do tendeiro e que dicían que era o seu pai. Con unha pistola e o seu fel can Lueiro dirixíronse a Couso, alí o ameazou e fixo que o seu can o matase. E así foi o primeiro crimen de Pepa a Loba, aínda que foi o can o que o matou. Despois foise o monte a vivir onde forma unha banda de bandoleros onde fan numerosos roubos, crimes e asaltos.

A provincia de Pontevedra é a mais castigada por esta banda, onde tamén fixeron roubos en outras provincias Galegas. Coa súa cuadrilla de bandoleros asalta a os camiñantes, tamén os pazos , casas fortes, casas dos curas. Entre os ricos e tamén os campesiños, os ai que están a favor e encontra, pois séntense identificados en certa maneira con ese espírito rebelde de campesiña azoutada pola miseria, a xustiza e a crueldade. E así comeza a forxarse unha lenda que aínda séguese transmitíndose en moitos lugares da famosa bandolera que se facía ver coa súa pandilla.

O pobo forxou unha lenda sobre esta famosa bandolera, e existe moi pouca documentación sobre a súa vida. A maioría dos relatos devense a tradición oral que se teñen transmitido de xeneración en xeneración.

Corme, 31 de Outubro 2009 (Luís Suárez Varela)

miércoles, 28 de octubre de 2009

BOS E XENEROSOS


APRENDER A CAMIÑAR DIREITO

A vida esta chea de atrancos sen meterse en política, cando empezas o camiño de ver o que ocorre o teu lado, cos teus mellores amigos e non digamos veciños de porta con porta, cando se senten sos e buscan compañía, ti veste obrigado a socorrelo e darlle o sostén que necesitan, axudando a resolver algúns problemas que poidan ter con algúns amigos seus que os deixaron colgados. Cando un pasa por os momentos difíciles da idade, cando todo parece bonito e non sabes onde escoller, necesitamos eses amigos para que nos dean esa orientación, despois de empezar o camiño, e que conseguiches orientarte, empeza o reclamo cara ese amigo ou amigos que estiveron o teu carón, sen darte conta que lle estas facendo mal cos teus feitos, igual sen darte conta de que pensas que es o neno mimado, coas túas lágrimas infantís, se estudas ou traballas, ten por seguro que os mellores amigos se coñecen uns dos outros, pero non lles mintas dous veces que a terceira xa non existe, e se é na política menos, sempre encontraremos a alguén que nos fale mal dos compañeiros e compañeiras que ti tes, so para apartarte de eles, e traerte os seus consellos, ofrecéndoche, o que tarde ou cedo sairache caro, aínda que o principio sexa todo o que ti querías, recorda que moitos ofrecen o sol e a lúa, empezando pola política, non sexas egoísta, empeza por pouco cos que ti andas, por que os que te buscan para sacar as ascuas do lume, cando te agaches daranche polo cu.

Corme, 28 de Outubro 2009 (Luís Suárez Varela)

viernes, 23 de octubre de 2009



DESPUES DE UN LARGO VIAJE

A mi espera como a mi padre, teníamos a mi madre y hermana esperando con las lagrimas en los ojos abrazaban a estos emigrantes que llegaban llenos de frío, sin dormir y con las barbas de tres días, y con los pelos rizados de la porquería del largo camino desde Lausana a Coruña, en total dos mil kilómetros de una casa a la otra.
A los dos días de mi llegada a Corme, puse camino a Ribeira donde se encontraba, la mujer que yo quería, a la mujer que día y noche no salía de mi mente, ella para mi sería como un Romeo y Julieta; cuando llegue a su casa ella aun no había llegado del trabajo, yo fui a comer un poco a una fonda-pensión, donde fijaría mi estancia por unos días. A las cinco y medía salía de la fabrica, yo le estaba esperando junto su casa sentado en las escaleras que hacen de calle delante de la casa, yo fui el primero en verla, me escondí detrás de la puerta de la entrada de la casa junto a su abuela que mucho no me quería, mismo cuando entraba yo la abracé, y ella pensó que seria su hermana, y a los pocos segundos aunque un poco nerviosa exclamo una frase que seria de muchos segundos ¡Luis¡, mis piernas temblaban acompañadas de sus lagrimas que salían por las mejillas aun un poco llenas del salitre del trabajo en la fabrica, ni uno ni el otro fuimos capaces de decir ni una sola palabra, enlazados en un abrazo de cariño y amor uno por el otro. Para mí, este encuentro sería uno de los que guardaré mientras viva. Yo fui el primero en reaccionar y después de este largo beso, saqué el pañuelo y limpié una lagrima que corría desde el ojo izquierdo diciéndole Julita te quiero, tú eres la mujer que más quiero del mundo.
Pasé unos días junto a ella en Ribeira, los días pasaban como si fueran horas, y más cuando estaba junto a ella.
A sí pase unos meses, y sobre el diez de Marzo volví a marchar para Suiza. De esta vez ya conocía el panorama de la emigración, tanto en territorio Español como en otro lugar de la tierra llamada por los del capital el paraíso, para nosotros los del trabajo, en vez de paraíso pienso yo, es un infierno de esclavitud y miseria, y solo estamos para que algunos engorden y llenen los bolsillos a cuenta del ejercito pobre de la clase obrera.
Suiza, serian las nueve de la mañana cuando llegamos a Ginebra, volvimos a hacer la revista médica, otra vez como el año pasado, todos aquellos que estuvieran actos para esclavos serian rechazados, aunque llevaran la marca del patrón en la espalda. Los que por aquel momento valían una temporada mas pasábamos la frontera sanitaria, siempre para la entrada, nunca se hace este control al salir del país, sabiendo que si estábamos con algún problema seria cogido el año anterior en el trabajo y en el mismo país, como algún golpe o enfermedad. Por estas razones el gobierno Español y todos los que tienen mano de obra en Suiza, tenían que obligar al Suizo a que todos trabajadores de temporada, al pasar de una temporada a la otra, tuvieran que pasar por un reconocimiento médico antes de abandonar el país.
Salimos para Lausana, que este año no seria como el año anterior, ya conocíamos el trayecto mejor, desde Lausana a Echandens. Al llegar a la barraca, teníamos al domador como él decía, esperando nuestra llegada. Fuimos coma la temporada anterior para la misma habitación.
El martes seriamos recogidos por una camioneta, donde nos llevo a una obra, donde estaban haciendo un puente de unos doscientos metros de largo, y a unos diez de altura. Manuel seria mi jefe, un hombre de unos cincuenta años, buen encofrador y albañil, la empresa mas de las veces lo ponía de jefe de equipo. Pasé unos meses trabajando junto a este maestro de la madera y cemento. Solo cuando llegaba a casa, me ponía a pensar y recordar a la mujer que estaba enamorado a muchos kilómetros de distancia.
Y así una vez y más, barraca y celda. La libertad seria acompañada de un pico y una pala, y el carcelero sin fusil y un lápiz en la mano, acompañado de un papel que llevaba escrito mi nombre. Este papel seria que a fin de mes si tenías muchas horas, cobraría cuatro gordas, y si tu guardián no marcaba nada, nada cobrabas. Durante este tiempo estuve escribiéndome con Julita. Un diez de Junio, recibí la noticia mas grave de mi vida. Julia, Julita como yo le llamaba me escribía una carta diciéndome que seria mejor que comenzáramos a olvidarnos uno del otro ya que pasábamos mucho tiempo separados y podríamos rehacer nuestra vida de otra manera olvidando uno al otro. Hacia unos meses que estuviéramos juntos y nada había pasado, al contrario, ya hiciéramos planes de juntarnos en matrimonio. Quien sería el aventurero o aventurera que deshiciera nuestro amor. Pasé unos meses que ni siquiera hablaba con nadie, los primeros días las lágrimas no salían de mis mejillas, las noches las pasaba siempre pensando en lo ocurrido. Durante este tiempo le escribía y no tenía contestación. Después que ya pasaban los meses, empecé a tener que pensar en olvidarla. Para mí aquella mujer que estaba loco por ella, algo paso. Le escribí unas cartas, donde no e tenido contestación. Después de que todo parecía que estaba roto, trate de olvidarla y buscar otros amigos y amigas.
Yo trabajaba en Lausana, en la obra del puente de la hocolatiere y estaba de magasinier. Un día cuando venia en la furgoneta, me di cuenta que había dejado el dinero en la barraca del trabajo, dentro de una lacena cerrada con candado. Dije esto a mis compañeros, donde ellos me decían de volver a buscarlos, yo no pensaba que aquellos compañeros que trabajábamos juntos fueran robar el dinero una vez dejados en Lausana. Cuando llegamos a la obra para el otro día cuando llegue a mi puesto de trabajo, la puerta estaba esforzada y la puerta de la lacena también estaba reventada. Llamamos la policía, cogió huellas en el material empleado para romper los candados y puertas. Estoy esperando que el seguro de las obras me pague el dinero robado.
Ya cansado de tantas maldades y falsedades de parte de todos, al terminar el contracto en el mes de Diciembre, no firme el contracto de la temporada próxima en la empresa Gabella. En España ya no tenia lugar para pasar feliz, solo recordando en algún momento los buenos ratos que pasaría en las tierras de Ribeira. Pasé las Navidades junto a mis padres y hermana del año 1.972. a finales de Diciembre del mismo año embarcaba una vez mas en un barco. Esta vez seria en un pesquero de A Coruña que faenaba en las costas de Irlanda.

Corme a 23 de Octubre del 2009 (Luís Suárez)

sábado, 17 de octubre de 2009

CINCO, CINCO SON


LIBERTAD PARA LOS CINCO

El grito de libertad hoy va para los cinco combatientes antiterroristas que el propio premio de la paz concedido hace unos días al presidente Obama, si lucha por la paz en el mundo como dice y no quiere continuar por el pasillo de sus antecesores de la Casa Blanca, el único que tiene que tener entre rejas es al terrorista Posada Carriles y su grupo de mal hechores y lambe culos de las mafias terroristas que están riéndose de usted y de su pueblo, y no los que lucharon para encontrar a los verdaderos culpables del derribo del avión comercial de las líneas cubanas, donde murieron todos los que iban abordo, y ataques a la seguridad ciudadana de los pueblos y estados de America y del mundo.

Obama, premio Nobel: suelte a los cinco héroes Cubanos, ¿no es usted premio Nobel de la Paz?, pues adelante amigo, Paz a los que luchan, contra aquellos que la quieran pisotear, mas control a los que usted y el pueblo de Estados Unidos de America estáis manteniendo, para que algún día vuelva a aparecer otro asesino o asesinos como aun recordamos con tristeza los crímenes del derribo de las torres gamelas por unos verdaderos asesinos en nombre de Alá, Dios, sabe usted no apremia aquellos que bajo su nombre Divino matan o tienen en las cárceles por causas injustas y por motivos que no cometieron, su causa a sido la que cualquiera nación del mundo podría hacer, averiguar quien eran los asesinos del pueblo cubano, en territorio que usted hoy es su presidente, y mismo los crímenes que se estaban cometiendo en su querido pueblo, amigo presidente Obama, coja la Biblia en la mano, y como premio de la Paz, y defensor de los derechos humanos, no le exigimos, pero si le decimos los que amamos la Libertad y la Democracia, si es que un terrorista como Posada Carriles está en la calle haciendo las suyas, le pedimos la liberación de estos cinco Cubanos, Gerardo, Rene, Ramón, Fernando y Antonio, y así podrá decir a una mayoría en el mundo, que usted confía en la Democracia, donde a sido su militancia.
LIBERTAD PARA LOS CINCO PRESOS CUBANOS.

Corme, 17 de Octubre del 2009 (Luis Suárez)

miércoles, 14 de octubre de 2009

EL SOCIALISMO VENCERA



El cantautor Manu Chao animó a los países ricos a "limpiar su propia cocina" antes de opinar sobre la isla caribeña, "algo que se le olvida a muchos políticos europeos", en declaraciones este lunes a la cadena de televisión Telesur.
Manu Chao llegó a Cuba el pasado viernes para conmemorar el 42ºaniversario de la muerte de Ernesto "Che" Guevara, asesinado el 9 de octubre de 1967 a manos del Ejército Bolivariano y de la CIA, con dos conciertos, uno el mismo viernes en la Universidad de La Habana y otro el pasado lunes en el estadio Sandino de Santa Clara.
Al acto de la capital, organizado por la Asociación cultural Hermanos Saíz, estaban convocados más de 20.000 jóvenes cubanos que llenaron las escalinatas de la Universidad de La Habana y recibieron el "Buenas noches Cuba, es un honor estar contigo esta noche", con el que el hispano-francés de 48 años inició el espectáculo.

jueves, 8 de octubre de 2009

MEMORIAS 10


MI PRIMER DIA DE TRABAJO EN SUIZA

El Lunes a la mañana en un camión con un toldo de lona y bastante refrigerado me llevaron al trabajo, que como dije antes sería en una obra que estaban haciendo un edificio. Pase todo el día cavando y paleando para hacer una fosa, para un pilar que sería para hacer un pequeño refugio que quedaría bajo tierra. A las cinco y media salí del trabajo, pasando por la migros de Ecublens para hacer las compras de la comida de media semana, mas o menos. Después de estar trabajando todo el día, tenía que ir a pie unos tres kilómetros, aun no conocía el camino bien ni el trayecto del tren desde Ecublens a Bussigny que pronto lo aprendí. Llegue cansado, y las piernas las tenía deshechas de caminar y trabajar todo el día, nada más llegar, hacer la cena y comida para el día próximo, la cena quedaría toda en el plato. Fui a dormir, que poco dormiría, la causa sería los ronquidos y paseos por los corredores de la vivienda, que parecía que estaba pasando un terremoto cercano. Al pasar la primera semana, ya fui acogiéndome a los quehaceres de la vida de un emigrante más, en estas tierras Helvéticas.
En mis cartas, contaba todo a Julita de la vida que llevaba en Suiza, y por veces aun no contaba todo, que a mí mismo me parecía mentira de la esclavitud que pasábamos todos los recién llegados, solo si le contaba y le recordaba de los buenos momentos que pasábamos juntos. Y así pasaron los meses, dentro unos mejores y otros peores, yo solo esperaba poder llegar a mi tierra y abrazar a mis queridos padres, hermana y novia.
Las viviendas las compartíamos en unos ciento cincuenta trabajadores, Españoles, Italianos, Portugueses, Yugoslavos y algunos Suizos de estos pocos solo algún viejo sin familia o dejados a su suerte. Esto en vez de una vivienda parecía la torre de babel en que en una casa tuviéramos mas de diez idiomas y todos nos entendíamos cuando necesitábamos algo, lo demás cada uno con la suya. Cada cocina tenía ocho hornillos o placas, en un total de sesenta y cuatro para estas ciento y pico de bocas, o sea uno para dos, cuando el que llegaba primero, terminaba a las nueve, el segundo terminaría de hacer la comida a las once o medía noche, donde algunas veces cuando el conserje le salía de las narices de cortar la corriente a las diez de la noche, todos los del segundo turno, teníamos que pasar sin cenar o comer conservas. Yo nunca conocí ningún campo de concentración por momento, pero según leí en algunos libros, o mismo alguna persona me contase, esto se parecía, solo lo bueno que teníamos sería el puesto de trabajo que en España no teníamos.
A paso de los meses fui acostumbrándome a los dichos y hechos de los Helvéticos, de una obra a otra, del pico a la pala, del frío al calor, solo esperaba día tras día carta de Julita, que por medio de ellas contábamos nuestras aventuras, las de ella eran pocas, las mías ninguna, solo esclavitud y miseria en medio de las cuatro tablas de la barraca, por mi parte, y la de ella aunque un poco mas decente, pero sería también la esclava del salazón, en una fabrica de secaderos de bacalao, también enfrentada a los ricos patrones de su pueblo, y mismo también enfrentada a una familia sin recursos económicos, todo cuanto ganaba no llegaba a fin de mes, en casa solo trabajaba ella y su hermana, las dos en la misma fabrica, después convivían con su abuela y su tío hijo de esta. Tanto Julita, como Pepita su hermana, han quedado huérfanas muy jóvenes aun niñas.
El verano pasó, pusimos frente otra vez al mal tiempo, desde las lluvias a los temporales, la nieve comienza a caer, las hojas de los árboles del color verde pasan al castaño, los barrenderos se enfrentan a los ejércitos formados por montones de hojas caídas de los árboles. El otoño pasa y el mes de Diciembre cae, solo faltan unos días para que los temporeros y un de ellos soy yo, tengamos que hacer las maletas, sacar el billete del tren y decir hasta pronto a nuestros compañeros de permiso anual, los que tienen unos pocos más beneficios y apoyo en las leyes Suizas.
Después de dos noches y dos días sobre cincuenta horas, llegamos a la tierra que nos vio nacer A Coruña.

Corme 8 de Octubre 2009 (Luís Suárez)

lunes, 5 de octubre de 2009

MERCEDES SOSA


MERCEDES SOSA

Mercedes, por algo te llamaban la negra, no por el color de tu piel, sino por tu canto a la vida, por el reclamo a la libertad tanto apisonada en tu querida Argentina y del mundo entero, aunque querida, no estoy de acuerdo con tus declaraciones a la junta militar golpista, tu sabes lo que paso con los miles de paisanos tuyos lanzados desde los aviones al Atlántico, niños , ancianos torturados por esa junta militar que tu defendías, y llego que los mismos perros con distintos collares te hicieron callar la boca en la plaza de Mayo cuando te pusiste al lado de las madres, de esos hijos torturados, todo en la vida tiene su aprecio, en estos momentos te recordamos a los últimos momentos de tu vida y siempre en la letra de tus canciones. Te han llevado de este mundo para que descanses, nosotros los que te amamos fuera de la política te seguiremos recordando, por medio de tus cariñosas canciones, que mas de las veces en tu querido pueblo y en America Latina gobernada por yunques mafiosos, te han tenido apartada de tu mundo artístico que tu querías. A estos amiga mía, la Democracia le asusta, las libertades le aterrorizan, por eso quieren que la canción que reclame justicia y libertad desaparezca, solo quieren su justicia para machacar al humilde y indefenso pueblo de luchadores y luchadoras de tu patria y de America Latina, de la poesía y de de la canción para este pueblo que hoy empieza a levantarse para decir basta a los atropellos que los pueblos de tu querida America tienen como malos recuerdos de los Videla, Pinochet y otros, después de una vida pasas al recuerdo que serás recordada, siempre que se escuche tu voz. Hasta siempre amiga.

“…Mercedes, salmo en los labios
amorosa madre amada
mujer de América herida
tu canción nos pone alas y hace que la patria toda
menudita y desolada no se muera todavía,
no se muera porque siempre cantarás en nuestras almas…”


En 1966 editó "Yo no canto por cantar", en 1967 lanzó "Para cantarle a mi gente", y se proyectó internacionalmente.
Durante esa gira conoció a Ariel Ramírez, quien le propuso ser la voz de "Mujeres Argentinas" (1969), recopiló temas en "Zamba para no morir", al que siguió "Con sabor a Mercedes Sosa"
.
En 1970 se dio el gusto de participar en la película "El Santo de la espada", de Leopoldo Torre Nilsson, y protagonizada por Alfredo Alcón. Ese mismo año grabó "El grito de la tierra" y "Navidad con Mercedes Sosa".

En 1971 editó "La voz de Mercedes Sosa" y apareció "Homenaje a Violeta Parra", regresó al cine en "Güemes" (La tierra en armas) de Torre Nilsson, en el papel de Juana Azurduy.
Un año después editó "Hasta la victoria", le puso su voz a la "Cantata Sudamericana", de Ariel Ramírez y Félix Luna, y salieron los discos "Mercedes Sosa" y "Traigo un pueblo en mi voz".
Luego siguieron, en 1975, "A que florezca mi pueblo", en 1977 "Mercedes Sosa interpreta a Atahualpa Yupanqui", y en 1979 "Serenata para la tierra de uno".
Ese año fue detenida en La Plata por el régimen de facto, y se exilió en París, para luego quedarse en Madrid. La tucumana podía entrar y salir de Argentina por no tener causa judicial, pero no podía cantar.
Estas son algunas de las canciones de Mercedes.

Hermano dame tu mano.
Duerme negrito.
Si se calla el cantor.
Alfonsina y el mar.
Soy pan, soy paz soy más.
Me gustan los estudiantes.
Gracias a la vida.
Comandante Che Guevara.
Canción para un niño de la calle.
Solo le pido a dios.

Corme a 5 del 10 del 2009. Luís Suárez.

jueves, 24 de septiembre de 2009

A TELLA DOS VENTOS


INVERNOS

Xa fai un anos, cando aínda o telefono non existía nin tampouco a electricidade no meu pobo, as cousas non estaban para bromas cando chegaba o inverno, días, semanas e meses sen poder saír da casa con ventos desbastadores que ninguén os podía aguantar, con chuvias torrenciais e nevadas, con fríos de ata 10º baixo cero, acórdome que despois de chover quedaban pozas polo monte é podíanse pisar onde o xeo tiña tres ou catro centímetros de grosor e faciamos patinaxe co cu, xa que dereitos no era para nós, xa teño levado bastantes croques na cabeza, ai aqueles invernos¡, o mar estaba doente por comer a aquela xentiña indefensa sobre catro táboas, nos barcos a vela que tiñan que pasar a costa de Portugal moi longa e con poucos abrigos para refuxiarse de estas tempestades, anos cheos de naufraxios e perda dos seres queridos, invernos asasinos é o nome que eu lle poño, saias para o mar, e non sabias se volverías a terra vivo, as veces os barcos daban pantocazos enterrando a proa ata o ponte, aqueles que o tiñan, e os que estaban o goberno dicíanlle a proa ¿ven, ven, sube, e subía cando ela quería, algún de eles nunca a subiron, quedando nos fondos do mar.

A TELLA DOS VENTOS . Tanto ou mais, o padecían en terra as mulleres de estes escravos do mar, padecían o mal do medo cando ollaban para a ría e so ollaban aquel mar enfurecido que chegaba as casas no porto. Un día na igrexa dos Remedios unhas cantas mulleres que estaban pregando a deus para que os ventos calmaran, decidiron ir o monte da virxe do Faro e tamén darlle uns rezos a nosa señora, noite con vento e chuvia, chea de lóstregos camiñaron por camiños desfeitos ata chegar a hermida da nosa señora a Virxe do faro, cando acabaron de facer os seus rezos e pregarias unha de elas dixo de cambiar unhas tellas no tellado e seguir pregando para que a auga no entrara dentro nin o vento, cando acabaron de rezar o dia xa estaba a somar, cheas de frío, molladas puxeron as tellas no seu sitio e marcharon, unha filla de unha de estas mulleres, contáronme que o tempo cambiara durante o camiño, ¿ seguiu con vento, pero menos, o mar foi a menos?.
E así pasaron os invernos, e as crenzas nos milagres continuaron, as mulleres cos seus rezos é os seus homes cos traballos cotidians do mar.
Moitas mulleres de patróns de estes barcos, subían o faro para darlle a volta a unha tella do pinche no tellado para que o vento cambiara, se o barco pasaba cara o sur poñían a tella cara o vento contrario, é o contrario se navegaban cara o norte, é así para elas sempre o vento estaba pola popa, onde lle empuxaba as velas no vo camiño.

A nosa Virxe do Faro,
esta no alto é fai que dorme.
Ela ven vío pasar,
os mariñeiros de Corme.

Luís Suárez (Corme-24 de Setembro 2009)

domingo, 20 de septiembre de 2009

MEMORIAS 9



CAMINO DE SUIZA
Para aquellos años del 70, todos teníamos la idea de marchar al extranjero a encontrar un trabajo que fuera mas pagado y más fijo que en nuestra querida tierra. Yo después de cumplir la mili, fui a trabajar a la Coruña de peón de albañil, mucho trabajo y poco dinero, la primera empresa era un pequeño empresario que cogía trabajos a otras empresas, y nosotros la hacíamos a destajo. Este trabajo duro unos meses, yo gastaba mas que cobraba, todos los Viernes por la tarde marchaba junto a mi novia para Ribeira. A los pocos meses decidí coger un trabajo en esta villa, donde seria también en la construcción.
A los pocos días de encontrarme en este pueblo de Ribeira, estuve hablando con un conocido que trabajáramos juntos en la draga Prudencia, y el después de decirme que tenían poco trabajo, donde podrían hacerme un pequeño favor entrando a trabajar con ellos, pero sin contracto. José Dopazo compañero de la draga, me propuso vivir en su casa y también comer, pagando un poco que el mismo sacaba de mi sueldo semanal. Para mí esto era las mil y una, después de tener trabajo, estaba junto a mi novia Julita. En el mes de marzo, hable con un primo mío que estaba en Suiza, Jesús Varela, se sería posible hacerme un contracto de trabajo en Suiza, el me contesto que el trabajo estaba bastante mal pero que miraría. Yo continué trabajando en Ribeira. Un día estábamos en el cine, y Julita me preguntaba si era cierto que quería marcharme para Suiza, yo un poco nervioso le contesté que sí, ella se puso pensativa y mirando hacía el suelo, sin contestar a mis palabras. Julita por que no contestas, ¿ no quieres que marche?. Ella continuaba sin decir nada. Entre suspiros y algunas lagrima contestó, ¿tu sabes que si marchas para Suiza, todo se termina entre tu y yo?. Le seguía diciendo, que yo aunque marchase, la seguiría queriendo, que estaría en contacto con ella por medio del teléfono, y cada seis meses estaría con ella, pero nada. Yo le seguía diciendo, mira cariño aquí se gana muy poco, y para hacer lo que tenemos decidido, hace falta mucho dinero, ella seguía callada, sin mirarme, y cuando quería decir algo, solo me decía que hiciera lo que yo quisiera. Algunas veces me ponía nervioso y le contestaba de una forma que nunca hiciera. Al terminar la película fuimos a bailar a la sala de baile, ella parecía que ya todo pasara, hablaba con sus amigas y amigos, yo también estaba muy contento, al ver que ella se encontraba feliz. Al terminar el baile la acompañé a su casa, ella se resistía a que yo la besara, donde nunca hiciera tal gesto, yo también no quería que ella sufriera y la dejaba. Le dije hasta viernes, y marche escaleras abajo. El lunes a la mañana cogí el autocar que va a Santiago, y de Santiago a Corme. El viernes por la mañana sobre las 11, volvía a estar en Ribeira, ella trabajaba hasta la una de la tarde, la estuve esperando a la salida del trabajo, le di un beso y ella me lo ofreció, parecía que todo estaba olvidado, pasamos el fin de semana sin novedad, solo cuando marche para casa ella me pregunto cuando me marchaba para Suiza, yo le contestaba que no sabia cuando, a lo mejor no me llamaban, las ganas también me estaban marchando de mi mente.
Ya todo parecía que todo estaba en su sitio cuando un día del mes de Marzo me llega una carta de Suso donde en ella me dice que los contractos llegarían a finales de junio, el mío y los otros de la aldea de Corme. Yo en aquel momento me quedé contento, después de pasar un rato fui pensando y recordando lo de mi novia, ella no estaría tan contenta con la noticia.
Pasaron unos días y cuando volví a Ribeira, ella solo al verme ya le parecía que algo tenía que decirle, casi no tenía fuerzas para decirle que dentro de unos meses marcharía para Lausana Suiza.
Pasaron unos días cerca de un mes, y no sé como cogí fuerzas para decirle que a mediados de Junio marchaba. Yo pensaba que se pondría triste con la noticia pero no, ni siquiera una lagrima como lo hacía más de la veces, ella solo me contestó ¿tu sabrás lo que haces?. Aquellas semanas pasaron un poco al rojo vivo.
Sobre el 15 de junio de 1.970, cogíamos el tren, yo mi padre y algunos de mi pueblo Corme. Pasamos toda la noche en el tren hasta llegar a la estación de Irun, allí estuvimos todo el día esperando el tren que nos llevaría a Ginebra, en esta estación, a sido mi primera experiencia sobre lo que era la emigración, cientos de emigrantes por el suelo, unos durmiendo otros comiendo, parecía un campo de batalla. Todos teníamos unas caras de sueño y llenas de mierda que mismo apreciamos escapados de una terrible sequía. Los lavabos no tenían agua, los retretes sin papel. Los pasillos y sala de espera parecían campos de batalla, unos que trataban de dormir en el suelo, otros en los bancos de la estación cansados del viaje esperábamos la salida, la mayoría de estos eran Portugueses, desde unos viejos de sesenta o más a niños de dos, aquello era una gran miseria.
Sobre las seis de la tarde, cogía el tren vía de Suiza, los comportamientos de los vagones llenos y mismo los pasillos.
A las siete de la mañana llegamos a la estación de Ginebra. Maletas, mas maletas empujones, severos controles en la aduana de Suiza, nada de traer jamones, chorizos, carne de cerdo ni ninguna botella de brandy. Si alguien traía algo de esto, la policía ponía una multa y mismo la comida sería metida en un grande bidón que ellos decían que todo aquello sería quemado, yo creo que las botellas de licores y de vino no pasarían por tales calenturas, solo les darían calenturas a quien las bebieran.
Después de pasar la aduana, somos conducidos como un rebaño de ovejas detrás de un o mas policías, sobre unos dos mil metros a pie y no dijeras nada, ni dar las gracias por algo que tu creías bien hecho, nada de nada. Mi primero contacto con estos pastores de rebaño mismo al salir del anden de Francia para pasar la frontera, estábamos pasando por el túnel que ellos hacían para pasar, y cuando estaba por el medio un policía dijo de mas de prisa, y no sé como dije merci y ellos lo cogieron a su manera, vienen junto de mi y me dicen que les acompañe, me llevaron a las oficinas de emigración, diciendo que les molestara y que pedían que fuera otra vez para España, yo no les comprendía lo que me decían ni ellos sabían nada de Español, pedí alguien que hablase Español para decirle, que solo le dije gracias por los gestos y su amabilidad que tenían hacia nosotros. A los pocos minutos llega una señora, yo estaba aun con las lagrimas en los ojos, la señora me pregunto que es lo que me había pasado y yo le dije la verdad, como aquel policía las había cogido con migo por nada, ella estaba del lado del policía, me decía que si no queríamos trabajar en su país que no fuéramos, mis compañeros estaban esperando al otro lado de la frontera, algunos de ellos, otros ni se enteraron, ya estaba pensando en volver para tras cuando me dijeron que tenía que pagar una multa, que nunca llegue a pagarla ya que no llego a mi casa nada. Pasé la frontera, osea al lado de los andenes del lado Suizo, por que todo queda en la misma estación de Ginebra. Fuimos conducidos a unos barracones para hacernos la revista médica. Otra vez, colas de doscientos metros de longitud. Si hemos llegado a las nueve a la cola, la revista la hacemos al medio día. Después esperar por el resultado, unos para casa de vuelta, y los otros serían marcados para poder trabajar en el país de los banqueros.
El cachondeo del hombre perdido comienza. Sobre las tres de la tarde, yo y mis vecinos cogíamos el tren de Ginebra a Lausana. Cuando ya pensábamos que habíamos llegado a nuestro destino, donde estuvimos todo el trayecto de pie para no pasarnos de Lausana, y ya pensando que ya pasáramos, en la próxima estación desembarcamos del tren en Renens, preguntamos en la estación por Lausana, y los viajeros nos dijeron que estaba a unos ocho kilómetros, volvimos a coger el tren de cercanías para llegar a Lausana, y la noche ya estaba a nuestros pies. Nuestra dirección estaba para llegar a Lausana pero exactamente teníamos que ir a Echandens, volvimos a preguntar por las barracas de la empresa Gabella y nos dijeron que teníamos que retroceder asta Echandens y después coger el tren a Ecublens que a dos kilómetros estaban las barracas. Los nombres eran perecido, y cuando llegamos a Renens bajamos ya que conocíamos la estación pensando que estábamos ya cerca, cogimos las maletas y nos pusimos al camino mas de noche que de día, después de caminar y caminar cargados en estos ocho kilómetros que fueron por no conocer, nosotros teníamos que coger el tren de Lausana a Bussigny y después las barracas estarían a unos mil metros de la estación de Bussigny. Por el camino nos perdimos mas de cuatro veces, cuando llegamos a las barracas serian las nueve de la noche.
Al llegar a nuestro domicilio, fuimos recibidos por el conserje como si fuera un rebaño de ovejas perdido, solo falto que el perro guardián nos mordiera en las piernas. Fuimos conducidos por este señor, que de señor tenía poco, mas bien sargento de la legión, sus palabras daban mas a un sin vergüenza que a un señor. Ya en nuestra casa fuimos alojados en nuestras habitaciones. El conserje nos decía, que si perdéis esto multa, si deja esto también, si no hacéis os echo fuera. Nosotros cansados como bestias, como pudimos nos tiramos en la cama esperando el próximo día.
Al día siguiente, fuimos todos en una camioneta descubierta de la empresa a la oficina, el ganado había llegado a su destino marcado y con número para su explotación, enviado por los que comen a cuenta de este medio de exportación humana a otras naciones, que también buena falta le hace el puesto de trabajo en fabricas y en el campo, también mas puestos de trabajo en la marina mercante que hoy en vez de crearlos desguazan los barcos.
El lunes próximo tenía que empezar el trabajo en una obra, donde estaban haciendo un edificio de siete pisos y cuatro escaleras.
El sábado fui hacer las compras a Renens, pero ya estaba mas orientado, cogí el tren en Bussigny hasta Renens, hice la compra en el migros. Siempre cargado, llegue a la barraca al medio día, hice la comida y después me tire en la cama, que para quedarme dormido las pase, ya que el piso es de madera y al pisar pues se hace mucho ruido aunque bayas despacio. Quede dormido con el tiempo, cuando desperté serian las seis de la tarde, ya seria hora de comer algo. Arranche la cocina y me puse a ver la tele, que ya tenían tele los Italianos, pero en común con todos los que quisieran verla. Los Italianos estaban separados de los demás por una división, osea a una parte, los Italianos, y en la otra los Españoles. El conserje tiene una pequeña cantina en su barraca donde aun no pude visitarla ya que los francos están en los bancos. El Domingo me levanté sobre las nueve de la mañana me aliste un poco y salí a recorrer un poco el pueblo de Echandens, donde me gusto mucho, parecía que estaba en Galicia, todo verde solo el paisaje era diferente, allí no tenían pinos ni tojos, todo estaba mas cuidado en una simple aldea como era Echandens tenía sus jardines bien arreglados, sus casas bien pintadas, sus calles prometían ser una pequeña ciudad, con cuatro bares y un hotel, un albergue para los caminantes, estación de ferrocarril, oficina de los emigrantes y su policía, correos y telégrafos, el ayuntamiento, sus cuatro granjas de vacuno con sus tierras a los alrededores, solo carecía del asunto de un centro de salud y mismo de médicos privados. Los médicos privados estaban en Bussigny y Renens con sus clínicas, en el de Bussigny estaban dos médicos y una enfermera, en Renens ya era una pequeña clínica, pero privada, los médicos atendían también a los asegurados como médicos de cabecera, para cosas más graves tendríamos que ir a Lausanne. Después de recorrer el pueblo baje a las barracas hice la comida y después me puse a descansar unas horas, cuando ya la tarde venía acercándose me levanté y me puse a preparar las cosas para el Lunes que comenzaría a trabajar.

jueves, 17 de septiembre de 2009

HOY ME SIENTO CUBANO


JUAN ALMEIDA BOSQUE

Hace unos días nos dejo el compañero y amigo, estos días han sido tormentosos pero no serán los únicos. La vida es un ciclo largo y corto, corto y largo, y nos llena de malas y buenas sorpresas cada minuto de sí. Es como un arancel que lleva escondido y lo cobra cuando menos lo esperamos.
La muerte física, sí física , del comandante de la revolución Juan Almeida Bosque de repente nos llenó de nostalgia. Hay seres que vienen a la tierra con dones especiales y, aunque vivan lejos de la puerta de tu casa, sientes que de algún modo son tus amigos, tus verdaderos compañeros.
Es una empatía natural inexplicable, que no la da exactamente una relación social o pública. Eso sucedía con Juan Almeida. Era un hombre de pueblo y el pueblo lo llora. Le despidió con respeto y amor este martes 15 de septiembre, en la inmensidad de las principales avenidas de Santiago de Cuba, bautizada como la Cuna de la Revolución.
Allí, en la Ciudad Héroe, donde Almeida hiciera su historia de combatiente leal y buen Cubano, un compacto cordón humano lleno las aceras desde la plaza Marte, en el centro santiaguero, hasta el Mausoleo en el Tercer Frente Oriental Mario Muñoz Monroy, donde se inhumaron sus restos.
Pero no fue Santiago quien lo acompañó hasta su última morada. Todos los cubanos siguieron el triste momento por los canales nacionales de la televisión. Dentro de la tristeza, es algo hermoso, porque es espontáneo y sincero, necesario para el ánimo y el alma en estos momentos donde no cuentan los deseos ni la voluntad.
Almeida partió para quedarse, pero partió. No es símil ni una metáfora. Es su dimensión humana y revolucionaria las que lo hacen sobrevivir más allá de la muerte. Son esos detalles que engrandecen a los hombres y los inmortalizan. Su despedida no ha sido formal. Se siente en el corazón lo que ya es ausencia de un gran compañero.
La vida es así, un soplo de luz, que nunca sabemos exactamente cuando se apagará. Pero que podemos vitalizarlo en presente con el poder de la virtud. Y Juan Almeida Bosque supo hacerlo. A veces creo que los verdaderamente buenos no debieran morir, para hacer muros de contención a la gente mala. Y hombres como él le hacen falta, mucha, al mundo que vivimos.
Y me alegro doble que fuera cubano, latinoamericano, internacionalista… porque ahora mismo, con toda esa imagen grandilocuente de un pueblo entero, esperando su paso en la caravana fúnebre, kilómetros y kilómetros por todo Santiago, por todas las casas de toda la isla, siento una vez más lo infinita que es la vida cuando un ser humano no se jacta, se entrega… cuando por alto que esté y mucho poder que tenga, mantiene la sonrisa, la misma sonrisa, que cuentan quienes le conocieron desde siempre, estrenaba al componer sus canciones o limpiar el fusil, o colocar un ladrillo, o saludar a un amigo.
Este martes de septiembre no fue triste, a pesar de las lágrimas. No fue triste, murió un hombre – no debía -, pero nació para siempre otra piedra angular de la lucha más simple u más compleja… el paradigma eterno de los buenos ejemplos. Yeso, en el ciclo corto y largo que es la vida, para mí es lo más importante.

Graciela Guerrero Garay
(Luís Suárez – Corme 17 de Septiembre 2009

lunes, 14 de septiembre de 2009

AS CAROLAS (piñas)


COA MALETA DAS CAROLAS AS COSTAS

A maleta é un aparello utilizado para recoller as piñas dos piñeiros, tratase de un mango longo, é na súa cabeza ten unha pequena táboa cruzada que sirve para golpear a carola ou piña e así tirar de ela.

Todas as mañas, inverno e verán, saían de Corme Porto o exercito da recollida de piñas, eran uns vinte, algúns de eles descalzos, onde os seus pes tiñan que recorrer seis ou sete quilómetros empuxando unha carretilla de madeira cargada de sacos cando tiñan a sorte de encontralas, é mesmo se ó propietario da finca non chegaba e llas sacaba, non sería o primeiro que lle pasou. Cando o pasaban mais mal era no inverno, collían a molladura cando saian da casa, e ata chegar a ela non podían cambiarse, aqueles que tiñan roupa de reposto, o diñeiro que sacaban era pouco, unha peseta ou menos cada saco, cando tiñan algún comprador particular para as súas cociñas sacábanlle algo mais, en Guxin compráballe Romero moitas carolas pero a moi baixo prezo, o señor Manuel tamén era un artista subindo os pinos e manexar a maleta con arte de mestre do oficio.

É a unha da tarde, a fame xa non deixa subir os pinos, cargados ata a carretilla que a teñen na estrada co primeiro viaxe, levan ata tres sacos cada un, uns setenta quilos, un de eles o chegar a carretilla dáse conta que alguén remexeu no seu caixón que tiña por debaixo da carretilla, hoxe xa non podía comer esa onza de chocolate coa broa que lle dera a súa nai, entre eles todos dicían que non foran, non viran ningún alleo da cuadrilla polos arredores ¿quen foi o que comeu o meu chocolate e a broa?, dicía Xosé, el sabía ven que o que fora non dicía nada, pero el sabia quen fora, o que sempre recollía as pinas que non eran de el, ou cando escondía os guizos entre os toxos. Xosé dime que coma este había mais, tamén contoume que un día estaban apañando nos montes do faro de Brantuas e non se deron conta, que o dono da chousa os estaba esperando no portelo da finca, a que eles chegaran cargados, facendo que deixaran as carolas na finca, Xosé e algún mais colleron finca arriba pisando toxos e o que encontraban no chan, cos pes descalzos, despois de despistar o señor de Niñons, puxéronse a sacar as espiñas dos pes, que aínda que os tiñan afeitos e duros pisaran toxos vellos. Este día, a metade do exercito das carolas pasarían sen cear algúns, coma o escravo que tiña que traer oito sacos o día, ou non ceaba, e tamén tiña que traballar o Sábado todo o día, hai pais que lle queren moito os seus fillos, di el.

Antes de achegarse o monte, buscar unha leira de froita, e como o dono se a pides non cha da, pois teremos que collela co permiso do can gardián.
Un día, pasabamos por Guxin, conta Xosé, e encontrámonos coa señora María, pedímoslle froita, dicindo que tiñamos fame, e se nos daba unhas mazas para comer no monte o medio día, ela contestou que si tiñamos fame que traballaramos, coma si o que estabamos a facer fose un xogo, subir os pinos de mais de quince metros coma os gatos, recoller as pinas entre os toxos descalzos, vir cargados a mais de sete quilómetros, isto non é traballar, ¿a que lle chama traballar, señora María?, ir a vender o leite ó porto non é traballar, tamén vostede o pode beber, que ese non é traballo.
O próximo día asaltabamos a leira de noite, e collemos froita para a semana..... A señora María xa fai anos que finou.

Luís Suárez (Corme-Aldea 14 de Setembro 2009)

domingo, 13 de septiembre de 2009

SOLDADITO MARINERO

DE CIVIL A SOLDADO.

Mi primero destino a sido Ferrol, cuartel de los Dolores de la infantería de marina, el primero día de mi llegada al cuartel, me cortaron el pelo casi al cero, ellos decían al uno, me entregaron la ropa cinco números más grande que me pertenecía, al pantalón le di tres o cuatro vueltas, y a la guerrera en las mancas también otras cuantas, al segundo día de estar en el cuartel ya comencé con la instrucción militar. La primera carta de Julita aumento mi deseo de estar junto a ella, donde tenía que esperar la jura de la bandera que sería a los dos meses de estar en el cuartel, dos meses, que serían dos siglos.
Mi primer permiso lo pasé junto a ella donde la ausencia de estos setenta o ochenta días, habían aumentado nuestro cariño y deseo de estar más juntos.
Después de pasar unos días en Ribeira, otra vez para Ferrol. Mi segundo destino sería San Fernando Cádiz, fui embarcado en el Hernán Cortés, una vieja fragata a vapor, en la escolta del yate Azor.
El puesto sería en la maquina de proa, remplazando a las veces en la caldera de proa cuando alguno estaba enfermo o en otro destino.
Mi jefe de maquinas un sargento, se llamaba D. Fernando, este sería el jefe más próximo después había otros grados más pequeños, coma cabos. Me acuerdo de un día cuando estábamos en el puerto, el barco comenzó a echar humo por todas partes y mas salía de la caldera de popa, las sirenas se pusieron todas a tocar, y nosotros todos cada uno en su sitio de zafarrancho y emergencias, mi puesto era en la maquina de proa de telefonista, desde el jefe de menos grado al de más todos en sus puestos, y todos contra el incendio de la caldera, donde venía de debajo de esta, el fuego estaba en la sentina del barco, todos con miedo a que todo saltase por los aires, ya que a los lados estaban los depósitos del fuel, todo estaba lleno de humo y muchos de los marineros tuvieron que pasar por la enfermería del barco, mismo el capitán de maquinas a sido sacado sin conocimiento de la caldera por la toxicad del humo, a las dos horas estaba todo apagado, solo algunos desperfectos en material eléctrico. A los dos meses de estar en mi destino fui ascendido a marinero de oficio de maquinas donde me daba derecho a ser aspirante a cabo de segunda de maquinas. El trabajo era pesado motivado a que todo era muy viejo, y las maquinas estaban siempre averiadas más de las veces, cuado salíamos del trabajo nuestras caras y ropa estaban tan negra que parecíamos unos limpia humos. Al año de estar en el servicio militar, tuve mi primer mes de vacaciones que también sería el último.
Cuando llegue a casa, ya tenía la contestación de la carta de Julita. Al próximo día, cogía el autobús de Corme-Santiago-Santa Eugenia de Ribeira, cuando llegue serían las 11 de la mañana, y Julita aun estaba trabajando, pasé el día con los amigos, asta que salió del trabajo junto a sus compañeras las trabajadoras de la fabrica del bacalao, nuestro encuentro a sido como si hubiéramos estado siglos sin vernos.
Pasé unas semanas en Ribeira, a la mañana a la playa, y a la tarde al cine con mi novia, solo los Domingos solíamos ir al baile. Los días pasaban tan deprisa que mismo uno no se enteraba de mirar el reloj, para que no pasara tan deprisa, traté de buscar trabajo para un mes, el dinero escaseaba, pero no encontré nada de mi gusto.
El mes de permiso, se estaba terminando, y yo pensaba que hasta terminar el servicio militar no tendría más permisos a mi tierra. El día llego, a la mañana siguiente cogí el tren vía de Cádiz.
A los tres o cuatro días de estar en el barco, el sargento don Fernando vino junto a mi a la maquina, donde estaba de guardia, y me dio la orden de que a las seis de la tarde, me presentara al capitán de maquinas en su despacho, yo cumplí la orden. El capitán me ordeno que mañana miércoles tenía que hacer de cabo para las guardias y relevos ya que los cabos especialistas estaban más de ellos de permiso. Mi nuevo destino solo temporal no marchaba bastante bien, culpables mis mismo compañeros que boicoteaban mis mandatos y yo no tenía la mala de ponerlos en el cuadro de arrestos, ya que las novatadas todos las teníamos que padecer, y mas una persona que no pasara por la academia para cabo.
A los pocos días de estar pasando por estos temporalmente trabajos, me destinaron a la escuela de maquinas de la Carraca, donde a los dos meses entre la escuela y el Hernán Cortes salí con los galones de cabo segunda, o sea cabo verde.
Un día estábamos montando una bomba de achique, yo y unos marineros, y teníamos que limpiar la cala y made aun marinero a limpiarla y me contesto que la limpiara yo, no puse atención a estas palabras sabia que tendríamos que hacerlo antes de subir para la cubierta, ya que tenia la orden de mi jefe el sargento que tenia que quedar limpia, tanto yo como los marineros que me estaban ayudando, ya teníamos nuestro trabajo hecho y solo faltaba una media hora para terminar la jornada de trabajo y marcharnos francos para tierra unos de paseo otros para su casa. Uno de los marineros que me estaban ayudando a limpiar la cala vino junto a mi y me contó que el Manuel no quería ayudarle a subir un bidón de aceite y agua de la sentina al sollado, yo con buenas palabras le dije que por favor le ayudase a José por que estaba llegando la hora de marcharnos y volvió a decirme que lo hiciera yo, ya me estaba molestando un poco, cogí y fui ayudar a este marinero. A la vuelta, estaba terminando de limpiar, ya los marineros estaban para salir a lavarse yo continuaba limpiando para terminar también cuando sentí un golpe en la cabeza que casi me deja sin sentido toda la maquina se puso a dar vueltas y de la cabeza salía bastante sangre, me sacaron los compañeros para el sollado sin dar parte a nadie, tenia un corte sobre el ojo izquierdo.
Ser bueno muchas de las veces, es malo, este golpe si yo fuera malo el amigo Andaluz tenía de tres a cuatro semanas de arresto o calabozo.
A las pocas horas de pasar esto del golpe, el teniente de maquinas fue a visitarme a la enfermería del barco, yo tenia cuatro puntos en la herida, después de saludarme, me pregunto como había hecho para tener aquello en la frente, yo le conteste que resbalara en la escalera y fuera abajo a la maquina, el no dijo nada, solo se quedo mirándome y dando a la cabeza.
Al día siguiente salí de la enfermería, serian las 10 y media de la mañana, ya desconfiado pase por el cuadro de anuncios, y mi nombre y el del marinero estaban escritos en el tablero, yo por mentir a un superior y no mandar avisar a mis superiores al momento de la agresión, y el marinero por pegarme y no hacer lo que yo le decía ya que en aquellos momentos tenía la responsabilidad en el trabajo. El andaluz, un mes de arresto sin salir a tierra, y yo una semana por mentir. El arresto del marinero se puso rematado a los dieciocho días, comenzábamos la escolta de Franco por mar acompañando al yate Azor en sus travesías en la pesca de la ballena y otros, y todos años cuando comenzábamos la escolta, los arresto menores eran sacados a los marineros. A la altura de Finisterra el yate azor a avistado un ballenote pequeño, lanzaron el arpón, y el animal a conseguido escaparse del afilado hierro. Después de esta aventura pesquera atracábamos en La Coruña en el muelle náutico. Decoraciones, ascensos, arrestos graves venían puestos por el jefe del estado Español F. Franco Bahamonde. De la Coruña a Sada, de Sada pusimos proa al país Vasco, San Sebastián sería el primero puerto del norte en el cantábrico que visitaríamos. Después pasaríamos por otros más pequeños. Durante la escolta los permisos a casa eran estrictos solo salíamos a tierra una hora o dos al terminar el recorrido de la escolta, teníamos una semana de permiso que seria para los del sur de España, nosotros los del norte, teníamos lejos nuestro hogar y teníamos que esperar unos meses más. Faltaba poco tiempo ya para los licenciamientos, y en un descuido cogí una moña que hasta lloré la marcha de un compañero, cabo segundo especialista de maquinas, después de cuatro años de servicio dejo la armada Española y no quiso continuar para cabo primera.
A los veinte días que faltaban para los licenciamientos del tercero de 1.968, tuvimos que poner proa a las islas Chafarinas, se decía que submarinos Rusos estaban bajo aguas junto las islas. Todo a sido una falsa alarma, ya que nosotros no hemos visto submarino ninguno, donde si estaban barcos de la armada de EE.UU. de América que los teníamos hasta en la sopa, solo sería para que nosotros los que teníamos que cumplir, echáramos mas tiempo de mili. Cuando llegamos a Cádiz nuestro reemplazo ya estaba en la Carraca, sería el día de mas felicidad de mi vida, aunque la mili la cogí con cariño, y el oficio de mecánico me gustaba. Ya pensaba que todo estaba arreglado. Fuimos a tierra a Cádiz y entre los compañeros que vivían cerca pues hicimos una fiesta de despedida aquella noche. Serian las dos de la mañana cuando llegamos a la Carraca, ya pensando en el malo, pero tuvimos suerte que no paso nada.
A la mañana siguiente, cogimos el petate con nuestros enseres y pusimos camino a nuestra tierra unos en tren y otros en autocar. Yo vine en tren, cuando llegue a Coruña no sé lo que hice por el camino que cuando llegue a la estación no tenía mas que lo puesto y aun faltaban piezas como el lepanto y peto de gala, como tenía que presentarme yo en la comandancia de Corme, bueno todo se arreglo entre alguno de mis compañeros solo me faltaba el lepanto, en Corme pedí prestado uno y no paso nada. Después de estos pequeños traumas, mi cartilla Naval esta limpia.

domingo, 6 de septiembre de 2009

O GALO ARTISTA

O GALO CANTADOR

Contan, que na parroquia de Tella na casa reitoral, o señor cura tiña un galiñeiro mesmo o lado da parede que fai de balado o adro da igresia, nel tiña tres ducias de galiñas e un galo, as pitas estaban todas orgullosas de aquel galo todo un cabaleiro no poleiro e fora, onde estivera o galo nin gatos nin cans, e mesmo o señor crego as tiña cando pasaba xunto as galiñas que poucas veces o facía, non polo medo galo, senón por que tiña que baixar o relo, é non era cousa que o señor cura estivese doente das costas, para iso estaba a criada é tamén o san crista para recoller os ovos e coidar das aves.

Todos os días pola mañas, sobre as sete, o galo poñía a cantar a súa gorxa afinada en varias sintonías, o único que non sabia cantar, eran as letras que o señor cura lle repetía e trataba de enxeñar, algúns caldeiros de auga lle tirou para refrescarlle a memoria pero nada. Mesmo sabia cando empezaba a misa das doce, pero cantaba como el sabía, o san crista esperaba que o galo empezase o seu canto, e despois el tocaba as campas que mesmo daba gloria escoitar os dous o ven que o facían. Os veciños estaban contentes con este rechamo tan cariñoso e simpático, e algún dos fieis cando un dos dous faltaba, dicían ou o san crista esta enfermo ou o galo esta de faena.

Un día pola maña, esta voz de alegrar o comezo do día, non chegou a dar as sete, os que estaban afeitos a levantarse co canto do galo, quedaron durmidos e non foron o traballo, as mulleres non muxiron as vacas no seu horario actual, e chegaron tarde para repartir o leite, unha desfeita, é que tivo a culpa, na Aldea algúns non tiñan por ven visto o galo, os facían levantarse moi cedo por culpa do canto do galo. Despois de barallar unhas e outras, decidiron cortarlle a lingua, primeiro beberon ata que non se tiñan de pe, despois foron en busca do galo, entre tropezóns e caídas chegaron o galiñeiro, estaba todo tranquilo, pero ningún podía subir o balado e esperaron a que lle pasara un pouco a borracheira, cando espertaron xa viña o sol, o galo non cantara as sete, que foi o que pasou, dixeron eles, foi un milagre, o galo non cantou.

A tardiña do seguinte día, volvéronse a ver os mozos na taberna e falaron entre eles, onde cando o estaban a falar, achegouse o san crista a buscar unha garrafa de viño de misa, e todos calaron a boca, o axudante do crego díxolle, esta noite pasada non fun capas a durmir nada, alguén estibo de festa debaixo da miña fiestra, dicindo de cortarlle a lingua ao galo, non sei quen o fixo pero ao galo fáltalle a metade da lingua, e cando eu fun para abrirlle a porta o pobre aínda sangraba polo bico, un de eles dixo vedes isto foi un milagre, o san crista dixo, si home si, un milagre.
Luís Suárez (Corme 06-09-09)